La leche de almendras es recomendada por todas aquellas personas que buscan una alimentación saludable, aún cuando no son veganos.

Esta leche se caracteriza por su perfume, su suavidad y liviandad.

Por los beneficios que brinda cuando es empleada cotidianamente en la cocina. Se considera que cumple a la perfección el rol de suplir a la bebida derivada de la vaca.

Se consume con café, té, en los licuados o para completar jugos de frutas energéticos.

Puede emplearse, además, para crear batidos, jugos, sopas y postre o como base para hacer panqueques, magdalenas, tortas y budines.

La leche de almendra armoniza con frutas y frutos secos como mezcla ideal para el desayuno o la merienda.

Se aconseja beber leche de almendras en diversos preparados o como bebida única, después de ir al gimnasio o realizar ejercicios, porque permite rehidratarse y reestablecer los niveles de minerales y vitaminas.

Quienes preparan mesas de dulces para eventos o festejos, suelen ofrecer la leche de almendras como detalle exótico y es muy bien recibida por los comensales.

leche de almendras

¿Qué es la leche de almendras?

Una aclaración importante es que la leche de almendras, como las otras leches vegetales -de avena, castañas o de soja- no es exactamente una leche sino una bebida, un jugo. Se obtiene de los frutos del almendro.

Esta leche puede adquirirse en determinados comercios o prepararse de manera casera, en los hogares. Cuando se adquiere en dietéticas hay que cuidar que sean orgánicas o que los envases puntualicen no tener agregados ni conservantes.

Además, la leche de almendras puede comprarse accediendo a las páginas web de los fabricantes o a través de Mercado Libre.

Cómo hacer leche de almendras casera

Ingredientes

  • 1 taza o 150 gramos de almendras
  • 3 tazas o 750 mililitros de agua
  • Canela en rama (opcional).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional).

Preparación

  1. Colocar las almendras en un recipiente y cubrirlas con bastante agua fría o apenas tibia. Un consejo válido es cuidar que quede una medida de dos dedos de agua por sobre las almendras; ya que los frutos la van a absorber al hincharse.
  2. Dejar la preparación en remojo durante una noche o doce horas.
  3. Por la mañana enjuagar las almendras que permanecieron en maceración y escurrirlas con cuidado.
  4. Poner las almendras en la licuadora con 750 mililitros de agua y licuar hasta que esté totalmente fusionado y las almendras estén bien pulverizadas.
  5. Verter sobre un recipiente, filtrando el líquido por un tamiz para desechar la piel y los remanentes de almendras.
  6. Almacenar la leche en una botella o frasco de vidrio previamente lavado y esterilizado.

La leche de almendras ya está lista para consumir.

Entre las sugerencias para su consumo, compartimos la posibilidad de añadirle canela en rama y para quienes prefieren tomarla dulce, la propuesta es incorporarle dos cucharadas de miel de abejas o de arroz.

Otra idea es perfumar la leche de almendras con esencia de vainilla o agregarle cacao en polvo.

En el momento de beber la leche, suele observarse que las almendras y el agua se separan aun cuando se hayan triturado perfectamente. Esto sucede por la distinta densidad de las sustancias y sólo hay que sacudir la botella o remover la leche en el vaso antes de tomarla.

La leche de almendra puede preservarse hasta cinco días en la heladera.

Beneficios de la leche de almendras

La leche de almendras proporciona vitamina B, beneficia el metabolismo y posee fibra que resguarda la pared del intestino, regulando la absorción de los azúcares. También previene el colesterol.

Optar diariamente por esta bebida vegetal, aporta nutrientes fundamentales mediante el salvado y el germen.

¿Cuándo conviene tomar leche de almendras?

La leche de almendras se aconseja para:

  • Aquellas personas que no pueden beber leche de vaca, por padecer intolerancia a la lactosa.
  • Las personas con colesterol o triglicéridos porque su consumo disminuye los niveles de estas dolencias.
  • Las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales pues les aporta una pronta mejoría. Esto es debido a que tiene menor porcentaje de grasas y un alto contenido en potasio. Está comprobado que beber a diario un vaso de leche de almendras, es una manera de estimular el sistema digestivo y evita complicaciones como el estreñimiento y la inflamación.
  • Las personas que hacen dieta, buscando adelgazar, porque esta bebida brinda sensación de saciedad.

Finalmente, el consumo de leche de almendras es muy importante porque aporta energía y es antioxidante; teniendo la propiedad de disminuir la influencia de los radicales libres en el organismo.

Ver: Leche evaporada

Leche evaporada usos

Leche de almendras
5 (100%) 1 vote